kraftliner mill in Munksund Sweden

SCA Group utiliza las soluciones digitales de ABB para mejorar su eficiencia energética

En todo lo referido a la energía, cuanto más se conozca sobre su uso, mayor será el ahorro que se puede conseguir. En la fábrica de kraftliner de SCA en Munksund (Suecia), las soluciones digitales de ABB han servido para facilitar el cambio a un futuro sin combustibles fósiles.

La sostenibilidad es una prioridad en las operaciones de la empresa sueca SCA Group, ya que su objetivo a largo plazo es establecer una cadena de valor sin combustibles fósiles. Ya han conseguido reducir un 95% el uso de combustibles fósiles en sus procesos industriales gracias a la producción de bioenergía.

En Munksund, una de las dos fábricas de kraftliner de SCA, se producen 400 000 toneladas de material de embalaje al año. El kraftliner es un tipo de papel o cartón que se produce mediante el proceso Kraft. Su producción requiere mucha energía, y la mayor parte de esa energía la consume su base instalada de más de 2400 motores eléctricos. Si se mejorase la eficiencia de esos motores, se podría conseguir un ahorro de energía impresionante.

«El objetivo de SCA es aumentar la eficiencia energética con mejoras de al menos 50 GWh al año con respecto al consumo de energía de la empresa en 2020», explica Anders Kyösti, director técnico de SCA Munksund.

«Los motores eléctricos representan una gran parte del consumo de electricidad de la fábrica», continúa. «Dado el aumento de los precios de la energía y la tendencia a la electrificación, la optimización del uso de la energía será aún más importante en el futuro».

Mejora de la eficiencia energética con el conocimiento de los datos y la experiencia en servicios

Una forma de mejorar la eficiencia es garantizar que los motores instalados funcionen con la mayor eficacia posible. Aquí es donde entran en juego las soluciones digitales. La digitalización permite disponer de nuevas formas inteligentes y seguras de aumentar el tiempo de actividad y, al mismo tiempo, optimizar las operaciones de los procesos.

Para lograr sus objetivos de eficiencia energética, SCA Munksund ha contratado ABB Ability™ Condition Monitoring para recopilar, analizar y elaborar informes sobre los datos de su base instalada de motores, que se utilizan para proporcionar recomendaciones expertas sobre eficiencia energética.

ABB Ability™ Condition Monitoring permite recopilar con seguridad datos de diferentes parámetros a lo largo del tiempo de una forma adaptada a una operación específica, incluidos indicadores como temperatura, patrones de funcionamiento y niveles de estrés.

Por ello, puede utilizarse para identificar tendencias del rendimiento a largo plazo, para mejorar así la eficiencia energética, la fiabilidad y el tiempo de actividad de los equipos, además de facilitar el mantenimiento predictivo.

ABB Ability™ Condition Monitoring permite analizar los datos de una forma más inteligente, ya que proporciona información sobre mejoras de eficiencia energética que pueden ayudar a reducir las emisiones de carbono y recortar los costes energéticos totales.

«La información que se obtiene gracias a la monitorización y su análisis es enormemente útil para mejorar nuestra eficiencia energética», afirma Kyösti. Sin embargo, la información por sí sola tiene poco valor sin la capacidad de interpretarla. Los datos recogidos se analizan para obtener información inteligente sobre posibles mejoras en la eficiencia energética y ayudar así a reducir las emisiones, el consumo y el coste global de la energía.

La experiencia de ABB en el sector es clave para proporcionar esta información y permite a SCA tomar las decisiones correctas sobre qué motores cambiar para mejorar la eficiencia energética.

Reducir los residuos

Los motores que no cumplan los requisitos de eficiencia energética se reciclarán y cambiarán por nuevos modelos más eficientes, lo que reducirá las emisiones de carbono y el consumo de energía.

«El verdadero uso de los motores eléctricos se evalúa a través de los datos y los análisis. De esta forma, se descubre cuál es la utilización real en tiempo y potencia y, por tanto, también el consumo total de energía. Esto nos permite sugerir de una forma muy precisa un motor de sustitución y cuantificar el ahorro energético anual, así como reducir el consumo de energía reactiva», afirma Peter J. Isberg, responsable de ABB Motion Services Digital, Suecia.

Además del ahorro de energía, el proceso de reciclaje de motores tiene importantes beneficios medioambientales. Al garantizar la devolución de los metales al mercado, se ahorra una cantidad considerable de emisiones de CO₂, energía y agua.

«ABB, junto con uno de sus socios, Stena Recycling, recicla de forma sostenible los motores obsoletos, y el proceso de reciclaje y la logística se han optimizado para que tengan un bajo impacto medioambiental. Todas las fracciones metálicas se separan para utilizarlas en nuevos productos, lo que representa un importante ahorro de CO₂, energía y agua en comparación con el uso de metales vírgenes. Además, ABB entrega un informe anual sobre el ahorro neto a los clientes», añade Isberg.

Al utilizar soluciones digitales, SCA ha dado un paso adelante para lograr el objetivo de la empresa de reducir su consumo de energía. El mayor conocimiento sobre los procesos de producción que se obtiene analizando los datos recopilados proporciona beneficios económicos pero, lo que es más importante, contribuye a los objetivos en materia de sostenibilidad gracias al aumento de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones de carbono.

Reducir los residuos

Comparte esta noticia