magnet-assisted

Cuatro razones para pasar a sistemas de motores modernos

A pesar de que los propietarios de las empresas podrían conseguir un importante ahorro de energía con las nuevas tecnologías de motores, la mayoría de los motores que se utilizan actualmente están anticuados y son ineficientes. De hecho, en un reciente estudio realizado en el mercado de Estados Unidos, se descubrió que el 60 % de los motores industriales tienen más de una década de antigüedad. Vamos a exponer cuatro razones por las que vale la pena pasar a sistemas de motores más modernos, como los motores síncronos de reluctancia asistidos por imán y los convertidores de frecuencia.

Reduzca ya los gastos energéticos

La eficiencia energética se puede mejorar hasta un 30 % si se implantan nuevas tecnologías y se siguen las prácticas recomendadas del sector.

A nivel mundial, los motores eléctricos consumen casi el 70 % de la energía que se utiliza en las aplicaciones industriales. Y el 45 % de la electricidad del mundo se utiliza para hacer funcionar los motores eléctricos de edificios y procesos industriales, como centros de datos, fábricas siderúrgicas, plantas de procesamiento de alimentos y centros de embalaje. Por desgracia, la mayoría de los motores eléctricos de estas instalaciones están anticuados y son ineficientes, lo que significa que la mayoría de las empresas que utilizan motores podrían reducir ahora mismo sus costos energéticos simplemente modernizando sus sistemas de motores.

La eficiencia energética se puede mejorar hasta en un 30 % si se implantan nuevas tecnologías y se siguen las prácticas recomendadas del sector.

Pague solo por la energía que necesita

Normalmente, si se integra un convertidor de frecuencia en el motor de una bomba, ventilador o compresor, se puede reducir el consumo de energía en un 25 %.

Un 70 % de los motores industriales se utiliza para hacer funcionar ventiladores, bombas y compresores. La mayoría opera a carga parcial y el motor funciona a máxima velocidad mientras la velocidad o el flujo de las aplicaciones se controla de manera mecánica con frenos, aceleradores y válvulas. Por el contrario, un convertidor de frecuencia que controla directamente la velocidad y el par motor evita que se desperdicie energía por medio de un control de velocidad o flujo mecánico. Eso significa que el sistema del motor solo usa la cantidad de electricidad que de verdad es necesaria y cuando es necesaria. Nada más.


Lea el informe especial

El consumo mundial de electricidad podría reducirse hasta en un 10 % si se adoptase una tecnología de motores IE5 de alta eficiencia energética, sobre todo para reemplazar a los equipos obsoletos. Cambiar un solo motor puede marcar la diferencia.
Lea el informe especial

Garantice la conformidad en el futuro

Pasarse a la tecnología de motores más eficiente que existe le ayudará a garantizar la conformidad en el futuro.

Existen normativas para impulsar la modernización de la base instalada en el sector industrial; sin embargo, en ellas se suelen especificar los estándares mínimos aceptables de eficiencia energética. En realidad, la última tecnología de motores es mucho más eficiente de lo que exigen las normativas. Por ejemplo, en EE. UU., NEMA apoya activamente la adopción de motores de eficiencia premium (equivalentes a IE3) para mejorar la eficiencia en todo el mercado. Sin embargo, la tecnología EC Titanium de ABB ofrece una eficiencia ultra premium (equivalente a IE5), que es muchísimo más eficiente que lo que se establece en los requisitos mínimos y genera un 40 % menos de pérdidas que los motores de eficiencia premium.

Dado que es probable que las normativas sobre eficiencia energética se endurezcan en los próximos años, lo más lógico es cambiarse con antelación a motores que estén por encima de los estándares mínimos. De esta manera, será más fácil conseguir la conformidad, además de un ahorro de costos y energía muy claro.


El debate sobre la eficiencia energética está cambiando. Las nuevas tecnologías nos permiten ahorrar más energía que nunca, explica Jesse Henson, presidente de la división de motores NEMA de ABB.

Benefíciese de un ahorro de por vida

Mejorar la tecnología ahora se traduce en un ahorro durante el resto del ciclo de vida de la aplicación.

Aunque hay muchos motores antiguos que aún funcionan perfectamente, están diseñados para cumplir estándares de eficiencia antiguos y obsoletos. Eso significa que el sistema completo funciona a un nivel de eficiencia inferior al óptimo, lo que supondrá unos costos innecesarios durante toda la vida útil de la aplicación. Por tanto, vale la pena cambiar un motor que aún funciona antes del final de su vida útil para mejorar la eficiencia del sistema. El ahorro a largo plazo supera con creces los costos iniciales y, de hecho, la inversión inicial suele rentabilizarse en un periodo de tan solo uno a tres años.

Comparte esta noticia